Buho Atención | El gusano asertivo
15788
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-15788,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

El gusano asertivo

About This Project

Esta actividad está indicada para trabajar la gestión intrapersonal del conflicto y la expresión asertiva de las emociones y las necesidades.

 

Se puede jugar con los niños y adolescentes para ayudarles a expresar de manera adecuada su frustración ante situaciones que les hacen sentir insignificantes, invisibles o “tan pequeños como un gusano”. Es una actividad que les ayuda a expresar de una manera asertiva, sus sentimientos de rabia o frustración en situaciones de conflicto con otros compañeros o con adultos, donde valoran que han sido tratados injustamente y cuando la queja sin acción o la represión de sus opiniones, sentimientos o necesidades, es el único recurso que creen tener.

 

Este ejercicio ayuda a entender como en la queja nos sentimos víctimas, pequeños y constreñidos ante los acontecimientos. Cuando somos capaces de expresar de forma asertiva lo que sentimos y necesitamos, nos sentimos liberados, dueños dignos de nosotros mismos.

 

Esta actividad o juego, requiere haber creado previamente un ambiente de seguridad y confianza, donde los participantes se sientan cuidados y respetados. Es importante haber trabajado la diferencia entre emitir juicios o enjuiciar a los demás y observar los hechos; el significado de la empatía y la asertividad; la diferencia entre verdaderos sentimientos y falsos sentimientos que juzgan, y conectar con las necesidades esenciales, experimentando la diferencia entre las verdaderas necesidades y las estrategias que adoptamos para satisfacerlas.

 

Se puede realizar esta actividad en grupo, con una situación de conflicto real. Se potencia de esta manera, el aprendizaje vicario o por observación de los espectadores, que se benefician del modelado en un proceso y respuesta que pueden extrapolar a otras situaciones similares en las que ellos también podrían estar implicados. Sin embargo, para utilizar esta actividad en grupo, es imprescindible que el guía tenga la seguridad de que el grupo tiene la madurez y el entrenamiento necesario para mantener el clima de confianza creado, y respetar las manifestaciones de las personas que participan sin convertirse en jueces de la situación. Aunque haya espectadores, en la actividad intervienen el participante y el guía. Al final se puede abrir la reflexión grupal.

 

La logística necesaria es utilizar aros de colores colocados en suelo de manera que formen la imagen de un gusano o pintar el gusano en el suelo con tizas de colores. El aro gris y el aro verde son más pequeño y grande respectivamente que los demás. Se explica la finalidad del juego, que es la reflexión sobre el acontecimiento que ha ocurrido, cuidando a la persona que participa y ayudándole a encontrar una respuesta emocional adecuada.

 

Desahogo: El guía invita al jugador que entre en el primer aro. Y en ese aro se sienta libre de expresar todas sus quejas, pensamientos y opiniones sobre lo que ha pasado. Puede emitir juicos, quejas y su visión de la situación. El único límite son las palabras soeces y los insultos.

 

Hechos: El guía pide al jugador que pase al segundo aro y describa de nuevo lo que ha pasado conduciendo su expresión a hablar sólo de los hechos objetivos de ese acontecimiento, haciéndole ver sus juicios personales, si los expresa.

 

Sentimientos: Ahora el guía invita al jugador que pase al tercer aro y le pide que exprese como se sintió, cuales han sido o son sus sentimientos respecto al acontecimiento vivido. Le pide que utilice todas las palabras que describan esas emociones. Solo se habla de sentimientos no de falsos sentimientos que encubren juicios.

 

Necesidades: El guía invita al jugador que pase al cuarto aro y le pide que trate de expresar que hubiera necesitado en ese momento o que es lo que necesita ahora. Se le ayuda a conectar con sus verdaderas necesidades aquellas necesidades insatisfechas que le han provocado esos sentimientos.

 

Empatía: El guía invita al jugador que pase al quinto aro y le pide que trate ponerse en el lugar de la otra persona. Que piense en que podría estar ella pensando, sintiendo y necesitando en ese momento para reaccionar como lo hizo.

 

Expresión: El guía invita al jugador que pase al sexto aro y le pide que exprese que le diría a la persona con la que ha confrontado. Como expresaría sus sentimientos y necesidades y que le pediría. Ha de hablar desde sí mismo, en primera persona y sin juzgar o culpar a nadie. La expresión asertiva permite la expresión personal sin intención de dañar o culpar al otro.

Category
Actividades
Tags
Gestión del conflicto. Expresión Asertiva